dissabte, 11 de setembre de 2010

Escoles 2.0, l'etern projecte inacabat

Educación
 
El curso empieza sin los portátiles prometidos y con aulas prefabricadas

Del año pasado a éste la Conselleria solo ha quitado cinco módulos, pero asegura que los reducirá a "medio y largo plazo"


MAR FERRAGUT. PALMA. El curso empieza el próximo lunes y arranca sin los ordenadores portátiles prometidos, con 60 aulas prefabricadas y cinco centros hechos enteramente de módulos.

Zapatero desde Madrid y Francesc Antich y el conseller Llinàs desde aquí anunciaron con toda su ilusión que este curso cada alumno de 5º y 6º de Primaria tendría un ordenador portátil. Hablaron de más de 24.000 terminales, además de pizarras digitales y cañones de luz para convertir los centros educativos de Balears en ´escuelas 2.0´. Pero los colegios de las islas tendrán que esperar un poquito más y seguir lastrando con el sambenito de ser la comunidad autónoma con menos ordenadores por alumno (con un terminal cada 7,4 estudiantes según los datos del Ministerio de Educación hechos públicos hace dos semanas).

Hasta octubre

Algunos tendrán que esperar por lo menos hasta finales de octubre, plazo en el que la conselleria de Educación asegura que todos los colegios tendrán sus portátiles. De momento, en la Conselleria aguardan a que lleguen los aparatos para ´maquetarlos´ y enviarlos a los centros. Lo que sí ha empezado a llegar a los centros y ya están instaladas son las pizarras digitales.

El problema de nuestra comunidad es que antes de recibir los ordenadores se ha tenido que hacer un importante plan de modernización de los colegios, pues había muchos con problemas de conectividad a la red. Superado este obstáculo y garantizada la conexión sin cables, nuestros colegios ya están preparados para convertirse en 'escuelas 2.0'.

El lunes empiezan el colegio 148.144 alumnos de Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato. Además de la ausencia de los portátiles, ¿qué panorama se encontrarán los estudiantes y las familias? En cuanto a infraestructuras, se toparán con 60 aulas prefabricadas –cinco menos que el año pasado– además de cinco centros hechos por entero de módulos en Manacor y en Llucmajor y en dos puntos de Eivissa.

En Manacor ya se ha empezado a construir un centro nuevo para poder sacar a los alumnos y profesores del ´prefabricado´ y en Llucmajor la Conselleria confía en poder empezar las obras durante el primer trimestre de este curso.

Los que estarán de estreno serán los alumnos del colegio Ses Bassetes de Andratx, así como los del Puigderos de Llucmajor, que inauguran edificio. En otros 18 colegios e institutos se han llevado a cabo reformas o ampliaciones de gran envergadura. En Mallorca, contarán con nuevas instalaciones los centros de Meste Guillem Galmés de Sant Llorenç; Bartomeu Ordines de Consell; Sant Jordi, Can Pastilla, IES Sureda i Blanes, de Palma; Jaume Fornaris de Son Servera; Antoni Alzina de Lloret; Colonia de Sant Jordi en Ses Salines; Es Puig de Lloseta y el IES Capdepera. En total, contando todos los centros nuevos, las ampliaciones y reformas de Balears, hay 2.480 plazas escolares.

Convivir con las obras

Otros en lugar de inaugurar instalaciones, tendrán que convivir con las obras. En diez colegios de las islas (IES Guillem Colom Casasnoves y Es Puig de Sóller; IES Madina Mayurca y Son Espanyolet de Palma; Es Cremat de Vilanfranca de Bonany; Es Putxet de Selva; Ponent de Inca; Na Cargol de Artà; Bartomeu Pou de Algaida y Es Vedrà de Eivissa) se están llevando a cabo reformas o ampliaciones. Durante este periodo académico, la Conselleria prevé que empezará a construir seis nuevas infraestructuras educativas.

Además de estos colegios e institutos nuevos este año abren sus puertas por primera vez varias escoletes públicas, que ya se ha convertido en una red con 113 centros gracias al plan de Primera Infancia.

El 22 de septiembre se completará el inicio de curso cuando regresen a las aulas los 7.110 estudiantes matriculados en ciclos de Formación Profesional.

Diario de Mallorca 11/09/2010