dissabte, 12 de maig de 2012

Goldman Sachs o la gran estafa global: De les mentides de Karamanlis al rescat de Bankia i la tirania de Mario Draghi (BCE)

BANCO MALÍSIMO
 
Sencillamente “inaceptable”. Con estas palabras, el secretario federal de Economía y Trabajo de Izquierda Unida, José Antonio García Rubio, ha manifestado el rechazo frontal de IU a “con la fórmula del ‘banco malo´ o de la ‘inmobiliaria rastrillo´ se regale más dinero público al sistema financiero para que sanee sus balances por los activos inmobiliarios depreciados”, que, al parecer, estudia el ministro de Economía del Gobierno de Rajoy, el ex “Leman Brothers” Luis de Guindos.

García Rubio ha salido al paso de los planes del Gobierno del PP, al conocerse la advertencia lanzada por el presidente del Banco Central Europeo (BCE), el italiano Mario Draghi, exigiendo celeridad en la reforma del sistema financiero español para sanear a toda costa nuestros bancos, y la tibia e indefinida respuesta ofrecida por el Gabinete de Mariano Rajoy, con el ministro Luis de Guindos a la cabeza.

Aunque, verdaderamente, la combinación de los planteamientos del Gobierno del PP con las recetas del BCE pueden ser explosivas. Como es sabido, el flamante presidente del BCE, que paseó su palmito por Barcelona, con el aire impertérrito de un auténtico “salvador” de las finanzas europeas, tiene un “curriculum” realmente aterrador. Antes de su acceso a la cúspide del BCE, en noviembre de 2011, había sido, desde 2006, gobernador del Banco de Italia. Pero, en una etapa inmediatamente anterior, desde 2002, había desempeñado la vicepresidencia para Europea del tristemente célebre “Goldman Sachs”, el cuarto banco de inversión del mundo, enfangado hasta límites que, en otros tiempos, podrían resultar increíbles, en la misma generación de la grave crisis económica creada por los poderes financieros.
 
“Izquierda Unida se enfrentará a un nuevo trasvase de recursos públicos al bolsillo de los banqueros”

“Goldman Sachs” fue acusado por el Subcomité Permanente del Senado para Investigaciones de EE.UU. de ser responsable en gran medida del colapso financiero de 2008, por crear y vender “productos de una alta complicación financiera basada en el mercado inmobiliario, sabiendo que su precio iba a bajar, ya que estaban apostando por ello en los mercados”. Pero, además, precisamente en los años en que Draghi era vicepresidente para Europa, “Goldman Sachs” estuvo involucrado con el Gobierno conservador de Grecia, presidido por Karamanlis, en la falsificación de la contabilidad nacional de este país, que oficialmente hizo público un déficit público del 3,7% cuando, en realidad, se situaba en un 12,7%, tal como demostró el presidente socialista Papandreu.

Cortinas de humo de los Gobiernos del PSOE y del PP sobre la situación de la banca


No es de extrañar por ello que, el secretario federal de Economía y Trabajo de IU, García Rubio haya afirmado que “la situación es muy seria. Resulta que hemos pasado de tener la Banca más solvente de Europa – señaló – a que la Banca española sea un problema grave para Europa. Y todo ello a pesar de las cortinas de humo para ocultar la realidad lanzadas desde hace meses por los responsables económicos del anterior Gobierno del PSOE y, ahora, por los del PP”.

García Rubio anunció el rechazo de IU a los planes del Gobierno del PP para destinar más dinero del Tesoro a la banca. “Nuestra formación – dijo – va a enfrentarse a un nuevo trasvase de recursos públicos, además de los de las empresas y de las familias, al bolsillo de los banqueros. Este Gobierno ha dejado intencionadamente abierta la puerta para ello. Ante esta situación no podemos dejar de recordar que el anterior Ejecutivo del PSOE ya destinó a la Banca más de 110.000 millones de euros, entre ayudas y avales, mientras el de Rajoy abrió nada más estrenarse una nueva línea de avales de otros 100.000 millones para 2012. No es admisible”.

La reunión del BCE en Barcelona, “un fiasco”

Y, refiriéndose a la reunión del BC en la capital catalana, José Antonio García Rubio la tachó de auténtico “fiasco” ya que, “al menos en lo que han querido que trascienda públicamente, no se ha producido una valoración adecuada de la grave situación que atraviesa la zona euro. El BCE sigue imponiendo a los Estados su resistencia a tener las mismas funciones que otros bancos centrales y emitir deuda pública de la eurozona, como IU empezó a reclamar en solitario ya hace varios años en una postura a la que cada vez se van sumando más partidarios, incluso en el Congreso de los Diputados”.

El dirigente federal de IU señaló que “el Gobierno del PP debe dejarse de ‘marear la perdiz´ y exigir esta medida de forma urgente. Además – añadió -, mientras se hacen las reformas pertinentes de los tratados, el BCE debería facilitar crédito al Banco Europeo de Inversiones para que éste lo haga llegar a los Estados y/o a sus instituciones públicas de crédito, como el ICO o sus homólogos autonómicos en el caso de España. Mariano Rajoy debe defender nuestros intereses y plantear que el criterio de prioridad para estos créditos sea la tasa de desempleo”.

“Basta ya de paños calientes y de dilapidar los recursos públicos”, afirmó tajante García Rubio en relación a la manera de abordar la crisis de algunas entidades financieras españolas. “Aquí sí que hay despilfarro”, manifestó. “Hay que sanear de forma urgente esas entidades en dificultades y tomar medidas para que fluya el crédito a empresas y familias. Esto pasa por la nacionalización de esas cajas de ahorro con problemas y sus bancos, junto a las que ya se está ayudando desde hace tiempo, para construir a partir de ahí un polo de Banca Pública”.

Para él está claro que así “se permitiría mutualizar el riesgo y evitar la amenaza sistémica de la actual situación y, por otro lado, se facilitaría el crédito necesario para el impulso económico que sí crea empleo. El Gobierno debe acudir al Congreso con un Plan concreto de saneamiento”. 
 
La reforma laboral del PP aumentará la precariedad: sólo el 8,98% de los nuevos contratos ha sido indefinido

Por otra parte, José Antonio García Rubio ha reiterado sus duras críticas a la reforma laboral del Gobierno del PP. Según puso de relieve, “los contratos indefinidos siguen descendiendo cuando ya van más de dos meses de aplicación de la reforma laboral, que está sirviendo para lo contrario de los objetivos que señaló el Ejecutivo de la derecha. No sólo ayuda a destruir empleo en vez de crearlo – aclaró - sino que aumenta su precariedad. Sólo el 8,98% del total de contratos han sido indefinidos y, además, éstos han descendido un 6,3% frente a abril de2011”.
 
“La situación es muy seria: Hemos pasado de tener la Banca “más solvente de Europa” a que la Banca española sea un problema grave para Europa”

Asimismo, y en relación con el “efímero y ligero respiro” que supone el descenso del paro registrado en abril en poco más de 6.600 personas“, señaló que ese dato “no oculta que el Gobierno del PP no se plantea que se cree empleo hasta más allá de 2015, entre otros motivos por el efecto negativo de la reforma laboral”. Por ello, denunció “la severa insensibilidad del Gobierno en relación a los parados. Mientras en su campaña electoral Mariano Rajoy dijo que el desempleo sería su primera preocupación, ahora vemos como en su Programa Nacional de Reformas 2012-2015 que ha enviado a Bruselas – y que es su auténtica ‘agenda oculta´ -, no contempla una mejora en el desempleo hasta más allá de ese año 2015. Es como decirle a los 5.600.000 parados existentes, “esperen en el paro cuatro años más, hasta ver si los bancos ganan el dinero necesario para que podamos ocuparnos de ustedes´”.

El responsable económico de IU recordó que la “temporalidad y la localización” ha influido en los empleos creados, dado que se han concentrado en el sector servicios debido a las vacaciones de Semana Santa y con especial incidencia en Andalucía. “Pero también están ahí –ha explicado- otros datos de fondo, como que en un mes tradicionalmente favorable como abril el descenso de desempleados ha sido una décima parte de los 64.300 que hubo en el mismo periodo de 2011”.

José Antonio García Rubio añadió que “todavía es más preocupante que la destrucción global de empleo prosigue. Si tomamos los datos desestacionalizados, es decir, sin tener en cuenta la temporada turística ligada a la Semana Santa, ha habido una pérdida de afiliación a la Seguridad Social de 73.000 personas con relación al mes de marzo. Por otro lado, son casi 1.800.000 las personas que carecen ya de cualquier tipo de prestación por desempleo”.