dilluns, 19 de juliol de 2010

Consum de drogues entre els estudiants mallorquins

Educación. Premios de investigación del Consell Social de la UIB

¿Tu compañero de clase se droga?

Estudiantes del IES de Alcúdia son premiados por una investigación sobre el consumo de sustancias de otros alumnos

M. FERRAGUT. PALMA. ¿Tu compañero de clase se droga? ¿Es la marihuana su compañía de las tardes? ¿Bebe alcohol cada fin de semana? ¿Tiene pastillas reservadas para alguna fiesta especial?

Los alumnos saben más de lo que hacen los jóvenes con su tiempo libre de lo que nunca sabrán sus padres o cualquier otro adulto, pero aún así tienen dudas sobre hasta qué punto está extendido el consumo de drogas entre sus compañeros de aula y de pasillo. Precisamente ese desconocimiento fue lo que animó a unos alumnos del instituto de Alcúdia a iniciar una investigación que a pesar de no contar con los medios que utilizan el ministerio de Salud y de ser por ello de proporciones más modestas, ha resultado premiada por el Consell Social de la Universitat como una de los mejores proyectos llevado a cabo por alumnos de Bachillerato.

"Queríamos saber cuál es la situación de hoy en día, estudiar el porqué, quién consume, qué tipo de droga consume...", explicaba Gabriel de Hevia, alumno de la asignatura optativa de Sociología que ha colaborado con el proyecto, poco antes de recoger el premio. "Queríamos saber hasta dónde está llegando el tema", añadía Caterina Vilaire. Los resultados, aseguran, no han sido una sopresa porque todos son jóvenes y más o menos saben, o se imaginan, como está el tema. A pesar de todo, resalta Gabriel, les ha llamado la atención que "mucha gente consume marihuana, y en mucha cantidad". Un 63% de los encuestados (sus compañeros de 1º y 2º de Bachillerato) la ha probado y un 27% indicó que los jóvenes la fuman a diario. Por aburrimiento, dicen.

Aún así las drogas que más triunfan son las ´permitidas´, empezando por el tabaco ya que un 82% de los encuestados afirmó que fuma cada día. Y no hay que olvidar, recuerdan los chicos en el estudio, que muchos de los estudiantes de Bachillerato son menores de edad y que por lo tanto ni el tabaco ni el alcohol son legales para ellos.

Marc Mercadé es el profesor de la asignatura de Sociología que les encargó una investigación que empezó como un trabajo más y acabó convirtiéndose un proyecto más serio cuando decidieron participar en el concurso de la UIB. "Les ha gustado mucho la experiencia", indicó. Mercadé precisó que habían encuestado a medio centenar de alumnos de entre 16 y 18 años y resaltó que en algunos casos habían obtenido datos más altos de consumo que en las investigaciones estatales.

Quizás el hecho de que sean jóvenes los que pasen las encuestas haga que las respuestas sean más sinceras, razonaban los chicos, que pudieron comprobar la mayoría de sus hipótesis iniciales (que plantearon con más cercanía que los investigadores de despacho habituales). Por ejemplo, comprobaron que los jóvenes consumen drogas por influencias familiares y que los problemas personasles favorecen el consumo, como lo consideró un 94% de los encuestados. La influencia de las amistades quedó confirmada por un 76% de la muestra.

Respecto al fácil acceso, destaca que ocho de cada diez califiquen de "abundante" la oferta de drogas que reciben y consideran que es fácil de conseguir. Los investigadores aventuran que quizás esta sensación sea por vivir en un municipio turístico, ya que el estudio estatal ESTUDES 2008 rezaba que los jóvenes pensaban que cada vez es más difícil conseguir droga. ¿Y porqué la quieren conseguir? ¿Por qué consumen? Los alumnos premiados confirmaron sus sospechas: por divertirse.


Diario de Mallorca 19/07/10