dijous, 22 de juliol de 2010

El Banc Mundial i els llibres de text

El Banco Mundial y los textos escolares

Julio Mosquera
Aporrea


El Banco Mundial (BM) es uno de los brazos económicos y culturales del imperialismo estadounidense. En nuestro país [Venezuela] hemos experimentado en carne propia la intervención del BM durante los segundos gobiernos de Carlos Andrés Pérez y Rafael Caldera. La pregunta que me planteo es: ¿por qué se interesa el Banco Mundial en intervenir en materia de textos escolares? Responderé parcialmente esa pregunta mostrando dos casos donde el BM ha actuado en materia de distribución y producción de textos escolares.


En marzo de 2003 Estados Unidos lanzó la invasión de Iraq. En mayo de 2004, a poco más de un año de la cruel invasión, el Banco Mundial aprobó un crédito, de 60 millones de dólares estadounidenses, al gobierno títere de Iraq para financiar el proyecto: “Iraq: Emergency Textbook Provision Project”. Este proyecto es parte de un acuerdo marco firmado con los países invasores para la reforma del currículo, la cual busca “reformar y modernizar el sistema escolar iraquí”. El Banco Mundial reconoce que “has considerable experience in supporting large scale textbook provision projects in post-conflict settings” [tiene una experiencia considerable en apoyar proyectos de suministro de textos escolares a gran escala en contextos post conflictos]. Entre las situaciones post conflictos más recientes en las que ha intervenido el BM se incluyen Timor Oriental, Bosnia, Argelia, Sierra Leona y Kosovo. Además, el BM afirma que ha trabajado estrechamente con la UNESCO, UNICEF, USAID y CPA. En la sección dedicada a los beneficios de este proyecto, el BM afirma que: “Textbooks are a critical factor in facilitating learning. The timely delivery of textbooks will have a direct effect on the quality of teaching and learning. Visible improvement in conditions of learning can have a critical role in building confidence in the new MOP, and in promoting stability” [Los textos escolares son factores críticos para facilitar el aprendizaje. La entrega a tiempo de los textos escolares tendrá un efecto directo en la calidad de la enseñanza y del aprendizaje. Una mejora visible en la condiciones de aprendizaje puede un jugar un papel crítico en la construcción de la confianza en el nuevo MOP (Ministerio de Educación) y en promover la estabilidad]. Tenemos así que el BM es uno de los actores principales en la reconstrucción de Iraq después de la destrucción causada por los invasores estadounidenses. La educación es clave en ese proceso de reconstrucción para poner el país al servicio del capital internacional, en especial de Estados Unidos, donde los textos escolares juegan un papel relevante.


Singapur es el caso ejemplar del efecto de las políticas del Banco Mundial en materia de textos escolares. La liberalización del mercado de textos escolares en ese país se inició en el año 2000. El Ministerio de Educación no participa en la producción y publicación de textos escolares. Para el año 2008 se estimaba que el 90% de los textos escolares eran producidos por editoriales privadas. En nuestro país es el 100% desde hace varios años. Las editoriales privadas de Singapur ya están haciendo negocios en más de 11 países, donde están produciendo coediciones de textos escolares. En el Caribe algunos países ya están produciendo libros de Singapur. Recientemente el Ministerio de Educación de Chile mostró interés en adaptar libros de matemáticas del país asiático para que se usen en sus escuelas. En nuestro país, Santillana está promocionando una serie de libros de matemáticas para la Educación Primaria basados en el llamado método de Singapur. En este caso se trata de una experiencia de transformación de la producción y publicación de textos escolares de parte del Gobierno a la liberalización del mercado, donde el Estado regula mientras que el diseño, producción y comercialización queda totalmente en manos privadas.


En nuestro país la intervención del Banco Mundial en materia de textos escolares no fue muy exitosa. Cuando se hizo la primera licitación para adquirir textos escolares de matemáticas para la Educación Básica, de cientos de libros evaluados sólo se seleccionaron do. Yo coordiné la comisión evaluadora. La calidad de los textos escolares publicados por las editoriales privadas que hacen negocio en Venezuela es pésima. Defendíamos la idea de que el Ministerio diseñara y publicara los textos escolares para distribuirlos gratuitamente en las escuelas. Se siguió con la política de bibliotecas de aula, entonces en lugar de textos escolares se adquirieron libros de referencia.


Bien sea en países destruidos por la intervención militar del capital o en países que han adoptado las políticas económicas neoliberales sin necesidad del uso de la fuerza militar, el Banco Mundial ha adelantado proyectos de textos escolares. Sabemos que los textos escolares constituyen una variable importante en lo que respecta a la eficiencia de un sistema educativo. Éstos son elementos mediante los cuales se “operacionaliza” el currículo, es decir, contribuye a hacer enseñable los contenidos del currículo. Lo que enseñan los docentes en las aulas está más influenciado por los textos escolares que por los mismos programas de estudio oficiales. Mientras los textos escolares se distribuyen gratuitamente a los docentes, como parte de la estrategia de comercialización, difícilmente tienen acceso a los programas oficiales, los cuales tienen que comprar muchas veces. El Banco Mundial conoce muy bien esos mecanismos, por lo tanto actúa e interviene en materia de diseño y producción de textos escolares.


Aporrea.org 20/07/10